18 de diciembre de 2015

Piruletas de choconube


Hola a todos!

Estamos en plena navidad, y eso solo puede significar una cosa...que tenemos vía libre para atiborrarnos a dulces sin tener que justificarnos!

Hoy os traigo una receta pensada sobre todo en los mas pequeños de la casa, ya que pueden comenzar experimentando en la cocina y sobre todo, disfrutar con el resultado! Es totalmente recomendable porque son muy rápidas, fáciles y muy muy divertidas de hacer!

Aquí os presento mi dulce navideño...piruletas de choconubes!

Ingredientes

1 bolsa de nubes o marshmallows
1 tableta de chocolate negro para repostería
palitos para las piruletas
decoración al gusto.



Aunque en España lo mas famoso que conocemos son las nubes alargadas rositas que todos hemos comido de niños (y no tan niños), en Irlanda podemos encontrar muchos mas tipos de nubes, en distintas formas y colores...aquí lo llamamos Marshmallows, y se añaden a galletas, chocolate y bizcochos. Es por es que me he animado a utilizarlas como relleno para estas piruletas.

Lo primero que tenemos que hacer es introducir los palitos en las nubes, con cuidado que no se rompan. Yo los compre en Dealz, tiendas en las que casi todos los productos cuestan 1.5 euros y que se estan empezando a implantar en España.

Foto vía Shutterstock
Derretimos al baño maría la tableta de chocolate lentamente a fuego bajo. Cuando tengamos el chocolate derretido, mojamos las piruletas por todos los lados asegurándonos que el chocolate cubra toda la superficie. A continuación las podemos sujetar en algún material blando parecido a la espuma o plastelina hasta que el chocolate se endurezca.

Si las queremos cubrir ademas con decoración como pepitas de chocolate, o en mi caso, estas bolitas de caramelo, las colocaremos cuando el chocolate este a medias de endurecerse, así se pegarán pero sin llegar a caerse.

También podemos utilizar coberturas glaseadas de colores, como ha sido mi segunda propuesta. Vi en Dealz también estos tubos de cobertura de colores y no me pude resistir a comprarlo, por 1.5 vale la pena totalmente!

Como veis el resultado llama bastante la atención y no nos ha llevado apenas tiempo en la cocina!

Yo las lleve a mi trabajo y volaron en dos minutos! Así que tendré que volver a hacer otras prontito.

Besos y que paséis una Feliz Navidad!


3 de diciembre de 2015

Croquetas de queso y cebolla caramelizada




Hoy rendimos homenaje a uno de nuestros platos estrella de la cocina española, porque ¿que sería ella sin las famosas croquetas? Seguro que piensas en ellas cuando hablas de la comida "typical spanish". Sin embargo esta vez quería dar un giro e innovar en nuevas mezclas de sabores. Si por algo son conocidas las croquetas es que admiten múltiples sabores e ingredientes y el resultado es igualmente delicioso. Aunque yo no soy muy partidaria de la mezcla de dulce y salado, si tu estas a favor sin duda este es una receta que no te puedes perder: Croquetas de queso y cebolla caramelizada


Ingredientes (para 12 croquetas)

Cebolla caramelizada

2 cebollas medianas
2 cucharadas de azúcar moreno
aceite de oliva
una pizca de sal

Bechamel

4 cucharadas de aceite
1 cucharada y media de harina
400 ml de leche
80 gramos de vuestro queso favorito


Primero caramelizaremos la cebolla para añadirla posteriormente a la bechamel. Cortamos la cebolla en juliana y a un fuego medio-bajo dejamos que se vaya friendo lentamente durante 20 min. Cuando lleve la mitad del tiempo añadimos el azúcar (a poder ser morena) y la pizca de sal hasta que vaya adquiriendo ese tono dorado y veamos que este muy blandita. También puedes añadir un chorrito de agua si ves que se te puede quemar.

Retiramos la cebolla

En otra sartén realizaremos la bechamel (ya explicado en uno de nuestros anteriores post). La diferencia es que en esta bechamel añadiremos el queso cortado en daditos para que se derrita mas fácilmente. Yo opte por un queso semicurado porque no soy de quesos fuertes, pero puedes añadir perfectamente el queso que prefieras! Eso si, si va a ser un queso muy fuerte no te recomiendo añadir mas de 50 gramos para que tampoco el sabor sera muy intenso.

Finalmente y cuando veamos que va tomando nuestra bechamel la textura deseada, añadiremos la cebolla caramelizada y mezclaremos hasta que tenga suficiente solidez para amasarla posteriormente.

Dejamos enfriar y por ultimo tomaremos partes de la masa para darle la forma típica de la croqueta y pasaremos por huevo y luego pan rallado. Si quieres que quede muy crujiente pasa la masa dos veces por huevo y pan rallado antes de freírlas.

Freímos a un fuego medio hasta que adquieran ese color tostadito característico de las croquetas.

Sin duda esa mezcla de dulce y salado y la cremosidad que le da el queso ha sido un acierto total, yo que especialmente soy fanática de estos pedacitos de cielos jejeje, y aunque nunca había hecho esta receta anteriormente sin duda me la guardo para próximas ocasiones. No te resistas a probar, seguro que los tuyos quedaran encantados!