6 de febrero de 2015

Plato típico de Irlanda - Seafood Chowder o sopa de marisco


Aunque los orígenes de este plato datan del siglo XVI y XVII, traído por los pueblos costeros de Francia y Gran Bretaña, los irlandeses comparten inevitablemente después de siglos de asentamiento inglés muchas de las tradiciones y platos de su cultura. 

Una de las cosas que me sorprendí al pedir la carta en la mayoría de los restaurantes irlandeses, es que todas y cada una de ellas compartían un mismo plato, y por inexplicable que pareciese no eran ni fish and chips ni pure de patatas con brócoli, sino sopa. Sopa? Pues sí, pero no una sopa como la conocemos en España, caldosita, con sus fideíllos y su picadillo.  

Estas sopas se asimilan mas a las cremas que todos conocemos. Cómo no, nuestros amigos irlandeses se empeñan en llenarnos el cuerpo de calorías y todas y cada una de ellas contiene el ingrediente no tan secreto: nata. 
Sin embargo, tengo que decir que todavía no he probado una sopa que no me guste: desde sopa de tomate, pasando por la de cebolla, de verduras varias o de patata con puerro.

Pero sin duda, hay una que en mi opinión destaca por encima de todas ellas…la seafood chodwer o sopa (crema más bien) de marisco. 

No sé vosotros, pero yo recuerdo una sopa de marisco de las que hacía mi madre, con sus chirlas, gambitas, fideos y un caldillo amarillento-anaranjado proveniente del rehogado que tenía para la paella. 

Quieres saber cuál es su ingrediente estrella? Pues sigue leyendo!


Ingredientes (para 4 raciones)

Aceite de oliva
 1 Cebolla
 1 Zanahoria
 3-4 lonchas de bacon
 2 hojas de apio
 1 cucharadita de harina
 Medio litro de caldo de pescado
 2 patatas medianas
 350 ml de leche
 150 gramos de salmón
 150 gramos de merluza
 4 cucharadas de nata liquida
 sal y pimienta.

En una sartén echamos un poquito de aceite y añadimos la cebolla cortada en trozos pequeños, el bacon también troceado previamente, salpimentamos y dejamos que la cebolla se ponga tierna. Después echamos el salmón y la merluza (cortado en dados) hasta que adquieran un tono dorado, para añadir luego la cuchara de harina, mezclándolo con el resto de los alimentos durante un par de minutos para que se cocine, y finalmente las 4 cucharadas de nata líquida hasta que veamos una mezcla espesita y consistente.

 Mientras, en un cazo ponemos el caldo de pescado y la patata, la cebolla y el apio todo muy bien troceado, y dejamos que cueza durante 10-12 minutos hasta que se encuentren “al dente”.

A continuación añadimos la leche y la mezcla del pescado que tenemos en la sartén. Dejamos que cueza durante un par de minutos, y servimos con un poco de perejil por encima. 

Y ya lo tenemos listo! Super fácil verdad? A mi me llevo unos 20-25 minutos y sin duda, es un plato super original para sorprender... ya me lo he guardado para futuras reuniones o fiestas navideñas!

Aunque yo haya recurrido únicamente al salmón y a la merluza, esta sopa acepta todo tipo de marisco que queráis, gambas, calamares, almejas...en alguna ocasión incluso me he encontrado patitas de cangrejo! no os cortéis y añadirle lo que más rabia os de.

Os habíais encontrado con una sopa parecida a ésta? Os atrevéis a cocinarla? Seguro que sí!!

Besos

Miriam


No hay comentarios:

Publicar un comentario