3 de febrero de 2015

Albóndigas al vino blanco



Si hay algo que eche menos de mi tierra son unas buenas albóndigas en salsa. Mi madre las solía hacer cuando era pequeña, y las engullía prácticamente de lo ricas que estaban.
Sin embargo, y como ahora no la tengo cerca no me queda mas remedio que aprender y hacerlas yo misma.

También tengo que decir que aunque la receta original es made in mamá, a mi encanta darle mi toque personal, y como tenía una botella de vino blanco a mano, no me pude resistir a echarle un vasito.

Además es muy práctico para llevárselas en un tupper al trabajo, o también hacer mas raciones y congelarlas para otra ocasión.



Ingredientes

Albóndigas

Medio kilo de carne picada (de la carne que mas apetezca)
3 huevos
Harina
Una rebanada de pan de molde
3 dientes de ajo
Perejil
Pan rallado
Un chorrito de leche

Salsa

Mitad de un pimiento (rojo o verde)
Una cebolla pequeña
Una zanahoria
Un tomate
Un par de dientes de ajo
Un brik de salsa de tomate (puedes hacerla en casa pero si no tienes tiempo usa la comprada)
Un vasito de vino blanco
Un chorro de aceite de oliva
Una hojita de laurel
Sal y pimienta

Preparación de las albóndigas 


En un bol gran echamos la carne picada, batimos dos huevos, picamos ajo y perejil y lo añadimos todo al bol.

TRUCO DE MAMÁ: Para que nos queden mas jugosas las albóndigas, mojamos en un plato con leche una rebanada de pan de molde y la desmigamos en el bol, mezclándolo con el resto de los ingredientes.

Mezclamos todo bien, salpimentando al gusto.

En un cuenco batimos un huevo y en otro echamos la harina.
Pasamos las albóndigas por el huevo y después por la harina y las "marcamos" en una sartén con aceite bien caliente.
Cuando estén casi echas (un color tostado), las retiramos para un plato y las reservamos para después.

Preparación de salsa


Ponemos a calentar el aceite en una olla plana. Cortamos las verduras en dados muy pequeños. Primero echamos la zanahoria (porque tarda más en hacerse) y 5 minutos después el resto de verduras.

Dejamos que se vayan haciendo a fuego lento, y cuando estén casi pochadas, le echamos el vaso de vino blanco. Subimos el fuego para que el vino se evapore un poco.

A continuación, vertemos el brik de tomate en la olla y a añadimos la hojita de laurel, sal y pimienta. Removemos bien y echamos las albóndigas que teníamos reservadas. Con el fuego bajo, la salsa irá cogiendo consistencia en los 20 minutos siguientes.

Aunque es una de las receta estrella en nuestra cocina española, la mezcla de ingredientes para su salsa es infinita, y las verdad es que las albóndigas son bastante "agradecidas" para combinar todos los sabores que queramos.

Elegir un buen vino es importante. En este caso, nosotras utilizamos un Albariño. En Irlanda es complicado encontrarlo porque los vinos más demandados provienen de Chile o Australia. Pero no hay nada mejor que los productos de nuestra tierra, así que gracias a las visitas que hemos tenido...placeres culinarios como este, no nos falta.
Si no tenéis vino a mano podéis utilizar cerveza o sidra.

Esperemos que os guste y que no os dejéis nada en el plato :)

Besos

Ana

No hay comentarios:

Publicar un comentario